Monday, January 14, 2008

el luto

Solo he tenido una experiencia de muerte, aunque varios cercanos se han muerto, solo una muerte me ha tomado como se dice que toman ellas: Un dolor pequeñito y agudo, que está siempre presente como un broche. No importa si ahora es una fiesta o si estás dando un beso, el broche está ahí y cuando venís de vuelta en el bus, el broche empieza a latir solo y se vuelve incontrolable. Y pensás, pensás mucho. Y cuando volteás a ver la ropa le falta algo, el broche hizo un agujero negro y hay un vacío. Y vienen días distintos y estás bien, no hay razones para que estés mal, no hay ningún problema con vos, nunca lo ha habido, pero en la vuelta alguien dijo algo, se apagó un semáforo y todo vuelve a comenzar; nunca ha terminado. Pensás en cuán feliz has sido, cuan feliz podrías estar siendo, cuán feliz podrías haber llegado a ser...y al final es eso, todo se resume a vos de nuevo. Por eso dicen lo que dicen de los muertos: “era lo mejor para él” “así dejó de sufrir de una vez” y es cierto, ellos allá no te necesitan, si no se aparecerían de vez en cuando, de alguna forma, sos vos el que insiste en necesitarlos. Solo una vez había sentido eso antes, y con los años se volvió en tres nuevos hermanos hermosos. Mi nuevo broche es muy parecido a aquel, igual de real; aunque venga de una muerte inexistente; ya que la muerte no tiene reversa, espero que con el tiempo este dolorcito también me llegue a dejar algo hermoso.

5 comments:

Lo said...

vas a ver que sí tiz. un abrazo

Literófilo said...

Buenisimo Liz, al chile Willy, por cierto silenciosa bloguera, te tengo una invitación en mi blog.

Flo said...

El broche llega a desaparecer...lo mismo el dolorcito, eso te lo puedo asegurar.
Abrazos!

la pequeña cris... said...

es un broche que uno carga xq nos enseñaron que olvidar es malo... y aunq tuvieran razón, cuando la gente se va cuesta dejarlas ir. yo cargo con el broche de mi abuelo, ya no visto la casa en guanacaste... me duele... a todos me imagino, pero bueno cada quien carga con eso a como la vida lo deja, lo importante s darse cuenta q es natural

Camila said...

el broche se vuelve prendedor